Viernes 21 de Octubre de 2005

Bill Murray ? Albóndigas de Lujo

Durante años, hablando de cine con amigos y conocidos, tarde o temprano me topaba con el siguiente comentario: ¿Bill Murray? ¡No te puede gustar ese payaso!

Para gran parte de la audiencia cinematográfica, Murray era tan sólo un actor de comedias baratas sin mayores recursos, un compañero de esos que te entretienen pero a los cuales no les prestás mayor atención.

Pasaron los años y esa idea comenzó a cambiar, como si aquél compañero hubiera empezado a convertirse de a poco en un invitado indispensable. Hoy podemos leer por todos lados notas y artículos destacando las cualidades histriónicas de Bill, los avances en la consideración de sus colegas, y la obtención de premios y mejores papeles a representar. La gente empezó a mirarlo con otros ojos.

¿Qué pasó en el medio?

 


Stripes (1981)

Para hacer reir a papá

William James Murray nació el 21 de septiembre de 1950 en Wilmete, Illinois, Estados Unidos, en una gran familia de 9 hermanos (incluyendo varios también actores y una monja dominica) y un padre al que costaba hacer reir. Finalizados sus estudios básicos se inscribió en la carrera de premedicina, la cual tuvo que abandonar, aparentemente por un arresto por posesión de marihuana. Tras estos eventos se unió al grupo de comedia Second City de Chicago. Con el tiempo marchó a New York, donde junto con otros comediantes como James Belushi, Dan Aykroyd (posterior compañero de varios films) y Gilda Radner, participó en el programa de  radio National Lampoon Hour, desde el cual pasó al circuito off-Broadway. Su siguiente etapa fue el reemplazo de Chevy Chase en el famoso ciclo de la NBC,  Saturday Night Live, por el cual empezó a cosechar premios y a hacerse conocido.

Su debut en el cine (hasta el momento participó en 44 películas) fue en 1975, curiosamente en un filme de animación, Tarzoon, la jonte de la jungle, donde puso la voz a un personaje. Luego siguió una breve participación no acreditada en Next Stop, Greenwich Village, hasta lograr en 1979 su primer papel protagónico en Meatballs (Albóndigas) película que bien puede ser tomada como modelo de los roles que le fueron ofrecidos por entonces: una comedia liviana, de bajo presupuesto, con toques románticos y lugar para que desarrollara parcialmente el humor que traía de la radio y la TV. Títulos como Caddyshack (1980), Loose Shoes (1980), Stripes (1981), Nothing Lasts Forever (1984) e incluso Ghost Busters (Los Cazafantasmas, 1984), su primer éxito de taquilla,  siguieron la rutina del joven alocado con cierto aire cínico y despreocupado cuyo único interés es desparramar gags, meterse en problemas y, sobre todo, conquistar a la chica de turno. Divertía un rato, pero no pasaba a las ligas mayores.

Entrada la década del 80, obtuvo papeles en algunas películas bastante exitosas como Tootsie (1982),  The Razor´s Edge (1984), Little Shop of Horrors (La Tiendita del Horror, 1986) y Scrooged (1988).

Vientos de cambio

Posteriormente vendrá una etapa de transición hacia sus mejores títulos. Son de este período comedias rutinarias pero con mejor presupuesto como la segunda parte de Los Cazafantasmas, Ghost Busters II (1989), Quick Change (su debut como director) y su destacado papel en What About Bob? (1991) donde compone a un desopilante paciente acosador del psiquiatra interpretado por Richard Dreyfuss.

Pero la película que marcaría un punto de inflexión en su carrera vendría en 1993 bajo el título de Groundhog Day (Hechizo del Tiempo) dirigida por su amigo Harold Ramis. A partir de ese momento se suceden títulos como Mad Dog and Glory (1993) donde comparte protagonismo con Robert De Niro disputándose los amores de Uma Thurman, Ed Wood (1994) de Tim Burton, con Johnny Depp y Martin Landau, un policial como Wild Things (1998), su seguidilla como actor fetiche de Wes Anderson en tres joyitas: Rushmore (1998), The Royal Tenembaums (Los Excéntricos Tenenbaums, 2001), y The Life Aquatic of Steve Zissou (Vida Acuática, 2004), clásicos como Hamlet (2000), y su gran papel en Lost In Translation (Perdidos en Tokyo, 2004) que le valió una nominación al Oscar, un Golden Globe y una mayor repercusión en los medios.


Life Aquatic of Steve Zissou (2004)

Bill Murray debió pasar muchos exámenes para demostrar que no es un cómico más del montón sino un actor de primer nivel. Su carrera es también un ejemplo del encasillamiento en que suele incurrir la industria cinematográfica con los actores y de lo que cuesta llegar a obtener papeles acordes a sus capacidades.  No obstante, a Bill parece no importarle demasiado este asunto : el golf y sus 6 hijos parecen ocupar mejor su tiempo.

Publicidad

Respuestas

27 Octubre 2005 - 11:17
Astral

¡Albóndigas de Lujo en Google, lo querémos ya! ¡Albóndigas de Lujo en Google, lo querémos ya! ¡Albóndigas de Lujo en Google, lo querémos ya! ¡Albóndigas de Lujo en Google, lo querémos ya! ¡Albóndigas de Lujo en Google, lo querémos ya! ¡Basta de albóndigas cebrales! ¡Digan conimgo! ¡Basta de albóndigas cebrales! ¡Basta de albóndigas cebrales!

28 Octubre 2005 - 19:33
Enviar un email Dolores

Vi "Hechizo del tiempo" hace varios años y me encantó Bill Murray en un papel fresco y sin pretensiones. No he seguido demasiado su carrera actoral pero esta comedia sencilla y llena de humor me encantó. Muy bueno el artículo -los artículos-. Felicitaciones a todos por el proyecto. Enhorabuena.

Publique un comentario