Lunes 12 de Diciembre de 2005

De la inconsciencia al paro: Luis Tosar.

Este actor que lleva Galicia en el mismo rostro, es uno de los actores más relevantes del panorama actual del cine español. Los comienzos de Luis Tosar en el mundo del espectáculo fueron modestos siendo decisiva la coincidencia en el instituto con Jorge Coira, director de ?El año de la garrapata?(2004) , quien en sus inicios dirigió cortometrajes e incluyó a Tosar en sus primeras obras en títulos como ?Contos de Alentaría: Tornabón? (1994), ?Al xoias da Señora Bianconero? (1994) y ?O Matachín? (1995), todas ellas interpretadas en gallego. Al comenzar sus estudios superiores en historia continuó actuando en obras de teatro con las compañías Mofa e Befa y Ollomol, que le sirvieron de entrenamiento para su posterior lanzamiento en la televisión. En 1998 saltó a la pequeña pantalla por medio de una serie gallega conocida como ?Mareas vivas?  en el papel de juez. Este fue el punto de inflexión que lo llevó a la fama.

La mayor cualidad de este actor es su sencillez, una cara común que interpreta papeles de personas corrientes que a veces viven situaciones difíciles, como en la película Los lunes al sol, donde nos hace creer que todo lo interpretado es vivido sin tener que acudir a interpretaciones hiperbólicas que van calando en la memoria. Una de sus actuaciones más sorprendentes, para mí, fue en la película Inconscientes, saliendo de su registro habitual e introduciéndose en el que, posiblemente, haya sido su papel más complejo hasta el momento. Hacer reír al público no es fácil, y menos con un film recreando la España de los años 20 en toda su amplitud; incluyendo vestuarios y ambiente freudiano; esa España de antes de  la Guerra Civil, antes de Franco y, por último, a todas luces, más liberal que lo acontecido después.

Un repaso a su filmografía más interesante, además de los títulos mencionados, nos muestra  La flaqueza del bolchevique, donde volverá a deleitarnos con la vida normal y rutinaria de un hombre de esos con los que una se cruza a cientos por la calle y que conoce a una adolescente que por un lado le hará rememorar el sentimiento del amor o tal vez la juventud perdida y  por otro la conveniencia moral de dicha relación.

También en Te doy mis ojos  nos convence hasta el punto en el que nos hace sentir lástima por el que deberíamos sentir un gran rechazo? y es que interpreta a un hombre que a quien más teme es a sí mismo, pero además es capaz de ver el problema mental que padece y eso abre una puerta a la esperanza de su curación, aunque eso sea precisamente lo que le hace más peligroso.

Para terminar el artículo, en una entrevista confesó que si alguna vez hicieran una película sobre el Prestige, petrolero hundido en las costas de Galicia, le gustaría interpretar el papel de José María Aznar. Este actor, muy comprometido con los problemas que puedan afectarle a su querida Galicia, creo que quiere venganza servida en bandeja de plata.

Publicidad

Respuestas

13 Diciembre 2005 - 04:46
Enviar un email José Maidana

Don luis es un actor versatil aunque esta metido siempre en papeles similares; esa versatilidad se expande dentro del campo de los hechos "corrientes", muy entre comillas, como bien señalás, pero hay que tener en cuenta que aunque tiene cara hombre común, es capaz de llevar a cabo todo tipo de papeles, ya que tiene pasta para hacerlo, como bien dijiste. Da gusto verlo actuar y por su sóla presencia en un film uno ya se siente motivado a ver la peli. Así quen, nada,a ya lo dijiste todo vos arriba. Muy buena la crítica, eh.

19 Marzo 2008 - 13:34
Enviar un email aNa qUiRoGa

Sin ser una "cara bonita" es un hombre hermoso que conmueve en la pantalla. y que por lo que he leído de su persona, es un señor comprometido que no separa su vida de artista con su condición de "ser humano". Una estrella que no vive en el cielo. Gracias Luis por ser un iluminado que sabe reflejar esa luz. Je! los invito a visitar mi blog de poemista: www.ananegra.blogspot.com

Publique un comentario